Conozca las nuevas técnicas de trabajadores informales para sobrevivir al COVD- 19


Las disposiciones de confinamiento tomadas por el Gobierno obliga a peluqueros, saloneras, entrenadores de gimnasio, lavadores de auto y otros trabajadores informales a realizar sus labores a domicilio y recibiendo un cliente a la vez, mediante turnos que se hacen a través de mensajes por WhatsApp.
Los salones de belleza, entrenadores de gimnasio y las peluquerías han cambiado su modus operandi, y es que la nueva modalidad de atender a sus clientes es el servicio a domicilio, lo que conlleva a un pago mucho más elevado.
Otros han optado por trabajar por llamadas, es decir, atender a un cliente con la puerta entreabierta y luego el otro del mismo modo con la debida precaución, como es el uso de guantes, mascarillas o tapabocas.
Los denominados chiriperos, que realizan cualquier tipo de tarea para ganarse la vida, también trabajan por agendas tomando en cuenta las medidas de prevención.
Otro de los oficios comunes que se ven en las calles en el día a día son los lavadores de carro, quienes al igual que otros se han adaptados trabajar por llamadas para la no aglomeración de personas en sus puestos.
Para aquellos que no han querido perder sus hábitos o rutinas de mantenerse en forma, los entrenadores de gimnasios han acudido a las clases virtuales para mantener a sus clientes activos en los días de cuarentena.
Abrahan Báez es un reconocido entrenador de gimnasio acostumbrado a trabajar con mucho público.
El confinamiento lo ha obligado a trabajar a distancia haciendo uso de la tecnología o con una persona a la vez, casa por casa, siempre procurando el protocolo establecido por las autoridades de salud.

A pesar de los esfuerzo que realiza el Estado para suplir las necesidades básicas de la población, esto no cubre la falta de ingresos de trabajadores informales, como los antes mencionados a buscar el pan de cada día, ya que al tener un negocio y de este depender para cubrir sus gastos, los obliga a salir a las calles.

En el caso de las estilistas que han tenido que dejar sus lugares habituales de trabajo, salen hacer servicio a domicilio con un bulto donde cargan sus materiales de trabajo, con lo que realizan, lavado y secado de pelo, manicure y pedicure, entre otras cosas que les exigen sus clientas.

Los peluqueros han optado por las opciones de recortar a domicilio y en sus lugares de trabajo con las puertas entreabiertas usando la debida protección.

Por: L.N

Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios