Buscan detectar coronavirus a través del aliento


Con la pandemia del coronavirus golpeando la salud y la economía de prácticamente todos los países del mundo, la comunidad científica está volcada en encontrar avances que ayuden en la lucha contra el virus.

En Israel, una start-up empezará a probar un sistema de detección del COVID-19 similar al que utilizan las policías para detectar si un conductor ha bebido alcohol, es decir, con una prueba de aliento.

La empresa Scentech Medical testará esta tecnología en cooperación con el Centro Médico Meir, y muy pronto otros hospitales de aquel país.

Esta “tecnología de aliento” es una mezcla de software y hardware que la startup de Tel Aviv ha desarrollado en los últimos años para intentar identificar a través del aliento cáncer y enfermedades infecciosas, buscando los biomarcadores de las dolencias entre los cientos de gases presentes en un exhalación de aliento, según explicó Sholem Lapidot presidente de Scentech Medical.

Todo lo que nuestro cuerpo descompone es expresado, en parte, en el aliento. Y muchos de esos gastes tienen una firma conocida, pero hay muchos otros que aún no. La idea es utilizar un proceso de eliminación analítica para separar los componentes conocidos de los desconocidos e ir estrechando el proceso para encontrar el esquivo biomarcador del coronavirus.

El sensor portátil desarrollado por Scentech Medical identifica los componentes químicos y los convierte en huellas digitales que, si todo va bien, podrán almacenarse en la que, esperan, será la primera biblioteca de olores.

El proceso utiliza diversas técnicas, entre ellas la cromatografía del gas, una técnica de laboratorio que permite separar y analizar los componentes gaseosos. También espectrometría de masa, una técnica que especifica las firmas elementales de partículas y moléculas, y el aparato ReCIVA para recoger el aliento.

Estas técnicas pueden analizar unos 8,000 componentes orgánicos volátiles presentes en cada aliento.

El estudio conjunto con el Centro Médico Meir, en la céntrica ciudad de Kfar Saba, está tomando muestras de aliento de entre 50 y 60 pacientes de diferentes edades y distinto estado de salud, todos ellos afectados por el virus, y los compararán con el aliento de gente saludable. Así tratarán de encontrar los componentes que están presentes de manera consistente en los pacientes enfermos para identificar la huella del coronovirus.

La compañía espera que la tecnología del aliento ayude a identificar a pacientes incluso antes de que los síntomas estén presentes, ayudando a detener la propagación del virus.

En una segunda fase, el estudio se ampliará a un segmento mayor de la población, entre 100 y 200 soldados del Ejército de Israel, enfermos y saludables, para corroborar los resultados que se van a obtener del Centro Médico Meir y asegurarse de que el aparato puede identificar pacientes con un 85% de certidumbre por lo menos.

Lapidot dijo que el objetivo de la primera generación del aparato es colocarlo en lugares públicos y de mucho tránsito, como hospitales y aeropuertos, porque será un equipo costoso, pero también informó que están trabajando en un desarrollo mucho menor y barato para hacerlo más accesible y doméstico.

Fuente: El Diario



Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios