¿Quién está en el mayor riesgo por el coronavirus?


Estados Unidos.- A medida que la pandemia del coronavirus continúa su imparable propagación alrededor del mundo, la mayor preocupación ha sido por las personas mayores. Pero los expertos enfatizan que la edad no es el único determinante del riesgo de enfermedad grave o muerte.

"Los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas tienen el mayor riesgo. Si no está seguro de si está en un mayor riesgo, hable con el médico", recomendó la Dra. Susan Bleasdale, vocera de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America).

Pero no todo el que está dentro de una categoría de riesgo alto se enfrenta al mismo nivel de riesgo. El Dr. Eduardo Sánchez, director médico de prevención de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association), dijo que el riesgo existe en "un continuo".

Por ejemplo, con frecuencia se cita que tener enfermedad cardiaca es un factor de riesgo. La enfermedad cardiaca abarca muchas afecciones, entre ellas tener antecedentes de ataque cardiaco, la insuficiencia cardiaca, los ritmos cardiacos irregulares, la enfermedad arterial periférica, e incluso la hipertensión.

Entonces, aunque las personas con cualquiera de esas afecciones tienen un riesgo elevado, en general, alguien que es mayor y tiene una insuficiencia cardiaca grave tiene un riesgo mucho más alto de desarrollar complicaciones por la infección con el COVID-19 que una persona de mediana edad con hipertensión.
Sánchez dijo que incluso recomendaría a las personas que tienen afecciones que aumentan el riesgo de enfermedad cardiaca y de los vasos sanguíneos (como un colesterol alto, diabetes o incluso prediabetes) que "tengan más cuidado".

La Dra. Lindsey Gottlieb, directora de prevención de las infecciones de Mount Sinai Morningside, en la ciudad de Nueva York, señaló que "la edad parece ser la mayor consideración al pensar en quién se enferma más con el virus".
Dijo que el riesgo comienza a aumentar más o menos a los 50 años y que de ahí en adelante solo sube, y que las personas con la mayor edad son las que se enfrentan al mayor riesgo.

Bleasdale explicó que "a medida que envejecemos, nuestro sistema inmunitario se altera, así que es importante mantenerse lo más sano posible. Alguien que tiene 70 años y es muy activo y sano probablemente tenga un riesgo más bajo que una persona menos activa de la misma edad, pero seguirá teniendo un riesgo más alto que una persona de 45 años".

Pero eso no significa que las personas más jóvenes no aumenten su riesgo mediante unas conductas malsanas. Por ejemplo, un fumador empedernido de 45 años tiene un riesgo mucho más alto de complicaciones por el coronavirus que una persona con las mismas características que esté más sana.

Esta categoría incluye a varias afecciones de los pulmones, apuntó Bleasdale. Algunos ejemplos son:
·         Asma
·    La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que incluye al enfisema y a la bronquitis crónica
·         La hipertensión pulmonar
·         Fumar

"Es probable que se pueda pensar que las personas que fuman tienen algún grado de enfermedad pulmonar. Fumar lo pone en riesgo porque afecta a los mecanismos de defensa. Fumar afecta a los minúsculos pelos (los cilios) [que ayudan a proteger a las vías respiratorias]. Fumar hace que se paralicen en cierta medida", comentó Bleasdale, y cuando esto sucede, esos pequeños pelos no pueden evitar la entrada de los gérmenes.

Las personas con enfermedades cardiacas y de los vasos sanguíneos
Sánchez indicó que "en cuanto a las infecciones con el COVID-19, debemos ser abarcadores cuando consideramos las enfermedades cardiovasculares [del corazón y los vasos sanguíneos] y cerebrovasculares [del cerebro y los vasos sanguíneos] que ponen a las personas en riesgo".

·         La enfermedad cardiaca, lo que incluye a los antecedentes de ataque cardiaco.
·         La insuficiencia cardiaca crónica.
·         La acumulación de placa en los vasos sanguíneos.
·         Los antecedentes de accidente cerebrovascular.
·         La enfermedad de las válvulas cardiacas, con o sin válvulas cardiacas artificiales.
·         Las afecciones del ritmo cardiaco, entre ellas la fibrilación auricular.
·         La enfermedad arterial periférica.
·         La presión arterial alta o hipertensión.
·         El colesterol alto.
"Todas esas personas deben estar un poco más atentas y tener un mayor cuidado", aconsejó Sánchez.

Las personas con diabetes
Bleasdale dijo que todos los tipos de diabetes pueden aumentar el riesgo de complicaciones por una infección con el COVID-19.

"La diabetes afecta al sistema inmunitario. La variabilidad en la glucosa [azúcar] en la sangre afecta a las células que ayudan a combatir a las infecciones", explicó.

Los principales tipos de diabetes son:
·         La diabetes tipo 1
·         La diabetes tipo 2
·          La diabetes gestacional
·         La prediabetes

Las personas con un sistema inmunitario vulnerable.
Bleasdale dijo que las personas que tienen un sistema inmunitario debilitado (y las personas que toman medicamentos diseñados para reducir su sistema inmunitario) tienen un riesgo más alto por el coronavirus. Algunos ejemplos incluyen:
·         Las personas con cáncer.
·         Las personas con VIH/SIDA.
·         Las personas que han recibido un trasplante de órgano.

Las personas que toman dosis altas de esteroides o de unos medicamentos llamados biológicos, con frecuencia para afecciones autoinmunes. Protéjase y proteja a sus seres queridos,

Las medidas que las personas con un riesgo más alto necesitan no son muy distintas que el consejo estándar. Lávese las manos bien y con frecuencia. Intente mantener la distancia con los demás, y no toque sus ojos, nariz o boca. Mantenga limpias las superficies de su hogar que se tocan con frecuencia, como los pomos de las puertas, los interruptores de la luz, las manillas de los grifos, los botones de los inodoros, los controles remotos, las llaves y los teléfonos.

Si tiene problemas para encontrar desinfectante de manos y tiene que salir, Sánchez sugirió poner jabón y agua en toallas de papel y poner las toallas de papel húmedas en bolsas de plástico herméticas que pueda llevar encima.

Aunque no siempre es fácil, comentó Gottlieb, aislarse es una buena forma de protegerse. Es mejor quedarse en casa y no recibir visitas ahora mismo. Ahora mismo, es imposible saber si alguien se ha expuesto al virus.



Si tiene una cita médica programada, llame por adelantado para asegurarse de que sigue en pie. A veces, las visitas de rutina se pueden realizar por teléfono o mediante telesalud. Gottlieb apuntó que es importante estar al día con las vacunas, por ejemplo la vacuna contra la gripe.

Sánchez recomendó asegurarse de tener a mano suministros de cualquier medicamento que tome. Un suministro para 90 días es ideal, pero intente tener como mínimo un suministro para 30 días.

Sánchez comentó que también es importante mantenerse lo más activo posible. "Nadie ha dicho que no se pueda caminar o hacer ejercicio al aire libre. Es realmente importante para la salud tanto física como mental. Puede saludar o hablar con otras personas de lejos, y disfrutar de la luz del sol y de la vegetación".

Gottlieb aconsejo que cualquiera que vaya a visitar a un ser querido se quede en casa si siente la masa mínima impresión de que quizás no esté bien.

Un aspecto particularmente difícil de este aislamiento son las restricciones que los centros de cuidados a largo plazo han tenido que implementar. Muchos piden a familiares y amigos que no visiten a sus seres queridos en los hogares de ancianos y centros de vivienda asistida, para proteger a esas personas mayores del virus.

Según una declaración de la Asociación Americana de la Atención de la Salud (American Health Care Association) y del Centro Nacional de Vivienda Asistida, "Ahora mismo, nuestra prioridad es prevenir que el COVID-19 llegue a los centros de cuidados a largo plazo y, si llega, evitar que se propague. Sabemos que limitar las visitas es difícil para los amigos y familiares, y por eso animamos a la comunicación remota, que puede incluir Skype, mensajes de texto, llamadas telefónicas o mensajes en los medios sociales".


Fuente: debate



Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios