¿Por qué es tan importante el tipo de sangre?



El tipo de sangre representa una clasificación muy importante, según la sangre que poseas tendrás ciertas posibilidades y limitaciones en lo que se refiere a donar y recibir sangre, un asunto estrechamente vinculado con tu salud y la del posible receptor.
En los siguientes apartados conocerás dos razones principales sobre por qué el tipo de sangre es un dato tan importante en la medicina.
Reacción del sistema inmune
Según RCHSD, el tipo de sangre es importante para garantizar la compatibilidad con el sistema inmune del receptor, cuya salud puede salir perjudicada si la sangre que recibe no es de su tipo, porque los anticuerpos son fabricados para atacar la sangre que no reconozca.
Los anticuerpos destruirán inmediatamente las “células invasoras” y anularán todo efecto positivo. Esta respuesta del cuerpo puede causar fiebre, escalofríos e hipotensión, llegando incluso a generar insuficiencias en sistemas vitales, como el respiratorio y el renal.
Quienes poseen sangre AB son receptores universales porque tienen todos los marcadores sanguíneos, lo que no causará respuesta inmune de ningún tipo. En otras palabras, las personas de sangre AB pueden recibir cualquier tipo de sangre sin consecuencia alguna.
Selección de posibles donantes
Los hospitales pueden requerir donaciones solamente de cierto tipo de sangre, principalmente cuando ese tipo escasea frente a otros. Conocer el tipo de sangre que hace falta permitirá un mejor uso de los recursos hospitalarios disponibles o, en otras palabras, un menor gasto.
Los bancos de sangre y hospitales mantienen vigilancia constante sobre las transfusiones sanguíneas y la cantidad de sangre acumulada para que no haya grandes diferencias que sean indeseables en situaciones de calamidad.
Las personas de sangre O negativo son donantes universales, y eso se debe a que no tienen ninguno de los marcadores que pueden ocasionar respuestas negativas del sistema inmune. Las personas con O negativo son las más buscadas por los bancos de sangre por esta cualidad.
Las transfusiones de sangre son procedimientos médicos muy frecuentes, pero eso no implica que estén exentos de rigurosidad y precaución por parte de los médicos. Como has visto, conocer el tipo de sangre es fundamental y primario para que la transfusión sea satisfactoria.


Fuente: El Boletín



Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios