HAMBRE, FRÍO Y TORTURAS SUFRIÓ EN CASA NIÑO de policía de Nueva York antes de morir


Nueva York, EE.UU.- Thomas Valva murió tras padecer hambre, frío y torturas en su hogar de Long Island, presidido por su padre, Michael Valva, oficial de policía de Nueva York (NYPD), y su novia Angela Pollina, ambos detenidos ayer, detalló New York Post citando testigos.
Ambos fueron acusados de asesinato en segundo grado, dijo la policía del condado Suffolk.
El niño de 8 años padecía autismo y murió el 17 de enero, tras ser trasladado al hospital por un supuesta caída.
En el hogar en Center Moriches vivían seis niños: tres varones de Valva (40) y tres niñas de Pollina (42).
“Es triste. Querían dar la impresión de que eran la familia (perfecta) cuando se parecía más a un hogar disfuncional”, dijo Amanda Wildman, niñera que trabajó con ellos entre 2017 y 2018.
“Siempre había gritos. A los muchachos se les gritaba constantemente. Nunca hubo un día en el que alguien no gritara y los niños simplemente se sentaban allí en silencio y lo aceptaban”.
Thomas murió de hipotermia después de ser enviado a un garaje inacabado “congelado” en la casa la noche anterior, cuando las temperaturas en el exterior cayeron a unos escalofriantes 19 grados F (-7C), dijo a los periodistas la comisionada de policía del condado Suffolk, Geraldine Hart.
Las autoridades respondieron a la casa en Bittersweet Lane alrededor de las 9:40 a.m. del 17 de enero, después de que Valva informara que su hijo se había caído mientras esperaba el autobús escolar una hora antes.
Luego, grabaciones de audio tomadas de un extenso sistema de seguridad en el hogar determinaron que el policía de tránsito sabía que su hijo estaba padeciendo hipotermia y se burló de él.
Justyna Zubko-Valva, madre biológica de Thomas y ex esposa de Valva, ha denunciado el abuso de sus tres hijos a manos del policía.
La madre, oficial de correccionales en Rikers Island, había perdido la custodia y no había visto a Thomas y sus dos hermanos en dos años. Dijo que “fue a todas partes” para informar que sus hijos estaban en peligro.
En una entrevista con NBC News alegó que Valva no les daba de comer a los niños, los golpeaba y los encerraba en el garaje.
“Hay tantas personas responsables de esta tragedia”, insistió la madre, afirmando que “Las instituciones que se supone que protegen a los niños protegen a los abusadores”.
Fuente: El Diario


Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios