24 personas imputadas por provocar los incendios forestales de Australia

Nueva Gales del Sur , Australia.- La Policía de Australia ha anunciado este lunes la imputación de 24 personas por supuestamente haber provocado incendios forestales de forma deliberada, tras la muerte de más de veinte personas a causa de los devastadores incendios en el sureste del país.


La Policía ha resaltado que, además, ha iniciado acciones legales contra más de un centenar de personas por no cumplir con la legislación relativa a incendios, sin dar más detalles al respecto.

Así, ha recordado que los numerosos incendios registrados en las últimas semanas en el estado se han saldado además con la destrucción de miles de viviendas y con más de 4,9 millones de hectáreas de terreno incendiado.

Las penas contempladas por la legislación por este tipo de delitos contemplan hasta 21 años de cárcel por provocar un incendio y 25 años en caso de homicidio a causa de las llamas.

La situación en Australia se ha visto agravada después de que el frente cálido haya rebasado todas las expectativas. Entre los vientos de más de cien kilómetros por hora y los 48ºC que se han llegado a alcanzar en localidades como Penrith, los fuegos han comenzado a comportarse de forma errática hasta el punto que los bomberos solo han podido dirigirlos a zonas seguras.

En este contexto, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció el domingo la creación de una agencia nacional para la recuperación del país que estará dirigida por el excomisionado de la Policía Federal australiana, Andrew Colvin.

Morrison dijo que la agencia utilizará una serie de medidas de apoyo, entre las que se encuentran pagos para ayudar a los pequeños empresarios para recuperar las infraestructuras que se han visto afectadas, además de asistencia para eliminar los cadáveres de animales a causa de los incendios.

Por otro lado, indicó que aunque se "han echado muchas culpas" es el momento de centrarse en la respuesta a los incendios. ˜Mucha gente me ha culpado a mí, a los Verdes... La culpa no ayuda a nadie en estos momentos y el análisis excesivo de estos asuntos no es un ejercicio productivo. La actuación apropiada en este momento es caminar juntos", expresó.
Además, desveló que considerará la creación de una comisión sobre la crisis junto a estados y territorios, aunque insistió en que la prioridad actual es acabar con ellos, al tiempo que apuntó que "no hay duda" en el país sobre el cambio climático y que dentro de sus efectos también se incluye el impacto en Australia.
Ayudas millonarias
Australia destinará 1.243 millones de euros para la recuperación de las zonas afectadas por los incendios forestales, donde una tenue lluvia dio este lunes una tregua para evaluar los daños tras un fin de semana "catastrófico", informa Efe.
El primer ministro, Scott Morrison, dijo que el dinero será gestionado durante los próximos dos años por una nueva agencia dedicada a ayudar en la reconstrucción de casas e infraestructuras dañadas por los fuegos que arden en el país desde septiembre.

"Se hará lo que haga falta, cueste lo que cueste", dijo Morrison en una rueda de prensa en Camberra tras reunirse con el comité de seguridad nacional de su gabinete para analizar la respuesta a unos fuegos que han causado 24 muertos, la mayoría de ellos desde la última semana del año.

El dirigente señaló que la partida presupuestaria es independiente de otras ayudas ya aprobadas y aclaró que se trata de un compromiso "inicial" que podrá incrementarse si es necesario y aumentan los daños.
"Nos centramos en el coste humano y el coste de reconstrucción de las vidas de la gente (...) para garantizar que hacemos todo lo posible, tan rápido como podemos, para ayudar a los esfuerzos de recuperación", añadió.
La medida sigue a la del despliegue de 3.000 reservistas y una partida de 12,4 millones de euros para alquilar cuatro hidroaviones y otros medios aéreos que el primer ministro anunció el sábado, al final de una de las peores jornadas en esta oleada de incendios.

Morrison hizo el anuncio tras semanas de críticas por su falta de respuesta a los incendios, que se intensificaron el mes pasado tras irse de vacaciones a Hawaii sin avisar en plena crisis, y que le expusieron al rechazo de los vecinos de las zonas afectadas, que se negaron a darle la mano y le insultaron.
La lluvia da una breve tregua
Mientras tanto, las autoridades hacían recuento de los daños aprovechando el respiro proporcionado por la lluvia tras un complicado fin de semana con temperaturas rozando los 50 grados y antes de que la situación se complique de nuevo a finales de semana con los termómetros por encima de los 40.
En el estado de Nueva Gales del Sur, el más afectado por los incendios, los bomberos confirmaron la destrucción de unas 60 casas aunque prevén que la cifra sea de varios centenares en esta jurisdicción, donde se han registrado 18 de los muertos y otras dos personas están desaparecidas.
En Victoria, el gobierno estatal cifró en 200 las casas destruidas por las llamas este fin de semana, la mayoría de ellas en el municipio de East Gippsland, que incluye la localidad de Mallacoota, donde el humo impidió la evacuación por vía aérea de unas 300 personas cercadas desde hace días.
El humo también afecta a varias ciudades como Melbourne o Camberra, afectadas por la mala visibilidad y una pobre calidad del aire que han obligado a la capital australiana a cerrar las guarderías.
Solidaridad en los Globos de Oro
Los incendios, considerados entre los peores del siglo en Australia con casi seis millones de hectáreas calcinadas, dos veces la superficie de Bélgica, han llevado a países como Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Singapur o Francia a enviar bomberos, helicópteros y tropas.
Morrison dio las gracias a través de Twitter "a nuestros amigos internacionales por darnos su apoyo y ofrecer asistencia en este momento de necesidad", una ayuda a la que también se unieron países del Pacífico como Vanuatu o Papúa Nueva Guinea, que ofrecieron dinero y personal.
La solidaridad con Australia también se hizo sentir durante la ceremonia de los Globos de Oro, a la que el actor Russel Crowe justificó su ausencia por estar "protegiendo a su familia de los devastadores incendios" en el país oceánico.

"No se equivoquen, la tragedia que se desarrolla en Australia se debe al cambio climático", dijo Crowe en un comunicado leído por Jennifer Aniston tras ser galardonado por su papel en la miniserie The Loudest Voice.

También se refirieron a los incendios Joaquin Phoenix o Cate Blanchett, quien presentaba uno de los premio, y dio las gracias a los bomberos voluntarios que "han estado en el centro de la lucha contra el desastre climático que afronta Australia".

Fuente: Publico


 Síguenos en: noticiasdesdebarahona.com


Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios