Existió realmente un hombre con dos caras?

Edward Mordake (o Mordrake) es el protagonista de una leyenda urbana. Nacido en el siglo XIX y heredero de un título nobiliario británico, ​ tenía una cara extra en la parte posterior de la cabeza. Dicha cara duplicada no podía ver, comer, ni hablar en voz alta, pero se decía de ella que "se burlaba mientras Mordake estaba feliz" y "sonreía mientras Mordake lloraba".​ Mordake les suplicaba repetidamente a los médicos que le quitaran su "cara de demonio", alegando que le susurraba cosas de las que "uno solo hablaría en el infierno" por la noche, pero ningún médico probó intentarlo. Según la leyenda, Mordake se suicidó a la edad de 23 años. ​

Primeras referencias. La primera descripción conocida de Mordake se encuentra en un artículo de 1895 del Boston Post escrito por el escritor de ficción Charles Lotin Hildreth. ​ El artículo describe una serie de casos de lo que Hildreth llama "fenómenos humanos", como una mujer que tenía la cola de un pez, un hombre con el cuerpo de una araña, un hombre que era medio cangrejo y Edward Mordake. Hildreth afirmó haber encontrado estos casos descritos en informes antiguos de la "Royal Scientific Society". No está claro si una sociedad con este nombre incluso existió realmente. El artículo de Hildreth no era fáctico y probablemente el periódico lo publicó como un hecho simplemente para aumentar el interés del lector.
Fuente: Wikipedia

Comparte esta noticia en las redes sociales:

Publicar un comentario

0 Comentarios